SECCIÓN Noticias

IMG_1104

En estas fiestas navideñas la temperatura se ha portado tan bien que el tradicional baño de Año Nuevo en el Mediterráneo casi pareció un día de verano. Pocos se lo quisieron perder y eludieron la cita con las aguas que andaban frías pero no tanto. Cierto que como siempre hubo quien aprovechó el arranque de año para lanzarse a una larga carrera por los dunas del Saler o bien jugar en nuestro querido puente de Calatrava.

Total, que todo ha comenzado con buen pie. Y en seguida metemos la cabeza en el estudio que los exámenes están ahí.